Conocer los síntomas de ictus te puede ayudar a minimizar las consecuencias al sufrir un infarto cerebral, y salvar tu vida, o la de otra persona. Además del infarto de miocardio, existe otro tipo de infartos igual de peligrosos, que son los infartos cerebrales o enfermedad de ictus.

El ictus cerebral, se produce por dos razones diferentes, bien cuando la sangre repentinamente deja de regar alguna zona del cerebro por existir algún coágulo que obstaculiza el riego de una determinada zona del mismo, o bien cuando se produce una hemorragia por rotura de una arteria.

Como ya es de todos conocido, el tiempo en este tipo de accidentes cerebrovasculares es vital a la hora de minimizar las posteriores secuelas y evitar un desenlace fatal, o quedar seriamente perjudicado, por lo que es fundamental conocer los síntomas del ictus, para actuar con la mayor rapidez al solicitar servicios médicos urgentes.

Cuando se produce un ictus mueren muchas neuronas y se dañan tejidos, por lo que la gravedad, y secuelas que deje dependerá del tiempo que se tarde en reaccionar, y recibir atención sanitaria.

A partir de los 55 años las probabilidades de padecer un ictus isquémico aumentan exponencialmente, y las estadísticas demuestran que las tres cuartas partes de los ictus, afectan a la población de mayores de sesenta y cinco años, de las cuales más de la mitad sufrirán diversos grados de incapacidad, necesitando cuidados a domicilio.

Señales y síntomas de ictus cerebral

Dado que el ictus afecta a las neuronas cerebrales, que ordenan al sistema nervioso para que actúe sobre los músculos, es muy habitual que entre los síntomas de ictus se note un entumecimiento de grupos musculares, que impiden, o entorpecen el movimiento de determinadas partes del cuerpo.

sintomas de ictus

Dificultad de movimiento y falta de sensibilidad

Si de repente aparece una dificultad para mover un brazo o una pierna, con falta de sensibilidad en esas zonas, u hormigueo, que suele ir acompañado por un relajamiento de los músculos de la cara en el mismo lado, es posible estar ante los síntomas de trombosis cerebral.

Inmediatamente aparecerá la boca torcida, seguida de dificultad para gesticular o hablar, que pueden ser claras señales que te avisan de que, estás padeciendo algunos típicos síntomas de ictus.

Dificultad para comunicarse

Las consecuencias de un ictus cerebral son que al empezar a deteriorarse zonas amplias de la corteza cerebral, quedan afectadas las regiones que posibilitan el lenguaje, y otras funciones cognitivas, por lo que tampoco se consigue entender lo que hablan los demás.

Así que, cuando se nota dificultad para expresarse, y entender lo que te dicen de forma repentina, puedes estar ante los síntomas de ictus cerebral.

Problemas sensoriales

Dado que el funcionamiento de los sentidos está en conexión directa con el cerebro en donde se interpreta la información recibida, al verse afectado el cerebro y el sistema nervioso que conecta a los órganos sensoriales con éste, entre las consecuencias de un ictus cerebral se producen problemas repentinos de visión, que pueden afectar a uno o ambos ojos, y otros problemas principalmente relacionados con alteraciones en las sensaciones táctiles.

Si estás sufriendo estas sensaciones unidas a alguno de los otros síntomas de ictus que estamos mencionando, es el momento de pedir ayuda médica urgentemente.

síntomas de ictus

Pérdida de memoria y problemas de orientación

Otro de los síntomas de ictus más habituales es la pérdida de memoria acompañada de problemas de orientación y confusión mental, por lo daños que se producen en el cerebro, que pueden llevar a una pérdida temporal de la consciencia, y de la relación espacial y temporal.

Falta de coordinación

La coordinación automática con la que realizamos una gran parte de los movimientos, desaparece en las personas con ictus, cuando se produce un infarto cerebral y se desequilibran distintas funciones.

Si comienzas a notar descoordinación en los movimientos y falta de equilibrio, puede que estés ante algunos de los síntomas de ictus cerebral.

Intenso dolor de cabeza de forma súbita

Si habitualmente no sufres dolores de cabeza, y este aparece de forma muy intensa y repentina, puedes estar ante uno de los síntomas de ictus.

También incluso si a pesar de sufrir dolores de cabeza habitualmente, notas que es un dolor más intenso, también puede tratarse de un síntoma de infarto cerebral, si además va acompañado de dificultad para hablar, problemas de coordinación, o caída de uno de los lados de la boca.

Alrededor del 75% de los ictus, se producen por la obstrucción que crea un coágulo en las arterias que llevan la sangre al cerebro, y se denomina ictus isquémico, mientras que el resto sucede por la rotura de una arteria, que produce una hemorragia interior.

síntomas de ictus

Pruebas que se pueden hacer para reconocer si se está sufriendo un ictus

Para saber si tú o alguien a quién estás cuidando está sufriendo un infarto cerebral, ante los síntomas de ictus, puedes comprobar si se mantiene la misma fuerza en ambos brazos y piernas, manteniendo por ejemplo los dos brazos a la vez sin que se caigan al menos contando hasta 15.

También hablar para ver si se entiende lo que se dice, y probar a guiñar primero un ojo, y luego el otro para ver si se mantiene o no la coordinación, como síntoma de ictus.

Para ver si hay pérdida de visión ante los síntomas de ictus cerebral, puedes tapar un ojo y enfocar a un punto para comprobar si se ve borroso, y luego repetir con el otro ojo.

Hacer pruebas para comprobar si se ha perdido sensibilidad, pellizcando diferentes partes del cuerpo, y así saber si se sienten acorchadas, o no se note nada.

Y ten presente que se pueden producir amagos anteriores o micro ictus, o un ictus mortal, en forma de aviso previo.

“Cuidania como tú lo harías”, se ocupa de tus mayores, con personal formado específicamente para responder de forma rápida y eficaz, ante cualquier problema de salud que requiera atención urgente.

¿Por qué es tan importante el factor tiempo ante los síntomas de ictus?

Cuando se produce un ictus isquémico, las posibilidades de disolver el coagulo con medicación, aumentan en las primeras cuatro horas desde que se producen los primeros síntomas de ictus, para que las áreas cerebrales afectadas vuelvan a ser regadas por la sangre, y haya menos muerte de neuronas.

En el caso de no conseguir con medicación la disolución del coágulo, o dependiendo de la gravedad de la embolia cerebral, puede resultar necesario practicar un cateterismo.

Cuando se trata de síntomas de ictus hemorrágico, resulta fundamental controlar la tensión arterial para establecer los mecanismos, y tratamientos necesarios durante las primeras 24 horas.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo para sufrir un ictus?

Tensión arterial, tabaco, colesterol alto, estrés y diabetes mellitus son los principales factores de riesgo.

Así que para evitar posibilidades las posibilidades de sufrir micro infartos cerebrales en ancianos, es fundamental tomarse la tensión con frecuencia, y ser riguroso con la medicación.

Llevar una vida sana con buenos hábitos alimentarios, aprendiendo a controlar el estrés, y realizando algún tipo de ejercicio diario.

¿Qué pasa después de sobrevivir a un ictus?

Aproximadamente un 70% de las personas que logran sobrevivir a un ictus, sufren secuelas de distinta consideración, en función de la rapidez con la que reciben ayuda médica, cuando aparecen los primeros síntomas de ictus.

Aproximadamente un 30% de las personas que han sufrido ictus presentan problemas cognitivos y en su conducta, mientras el 15% sufre trastornos de lenguaje, y el resto tienen problemas de movilidad o graves parálisis.

Para paliar y recuperarse de las secuelas de un infarto cerebral, es fundamental recibir posteriormente una rehabilitación, que ayude a superar los múltiples problemas que merman las capacidades funcionales, generando en muchos casos una alta dependencia.

síntomas de ictus

Y ahora que ya tienes una gran información sobre cuáles son los síntomas de un ictus cerebral, y sus consecuencias, te animamos a contar con toda la ayuda que te podemos ofrecer para tu propio cuidado, o el de tus seres queridos en éste, u otros casos.

Infórmate ahora sobre todos los servicios que te podemos ofrecer sin ningún compromiso.