Poner inyecciones a domicilio es un servicio que muchos enfermeros o cuidadores deben realizar a domicilio. Existe un gran porcentaje de personas que requieren un tratamiento inyectable pero pueden presentar dificultades para desplazarse hasta el centro médico.

Las personas mayores o con alguna discapacidad suelen ser los pacientes regulares que solicitan esta clase de servicios, y sus cuidados diarios implican administrar sus medicamentos por esta vía. Por eso, en Cuidania queremos explicarte cómo aplicar inyecciones a domicilio de manera eficiente y segura.

Poner inyecciones a domicilio

Poner inyecciones a domicilio es uno de los servicios más solicitados en contratos por familiares que cuentan con un familiar en casa y no tienen la experticia o el tiempo para realizar este tipo de tratamientos en el paciente.

Dependiendo del tipo de tratamiento que esté recibiendo el paciente, el enfermero podrá aplicar la inyección en una determinada parte.

Algunas de las áreas más comunes de aplicación son el brazo, el muslo, el glúteo y la vena. Veamos a continuación cuáles son los tipos de inyecciones que pueden administrar los enfermeros y cuidadores a los pacientes a domicilio:

  • Inyección Intravenosa: El medicamento se administra a través de una aguja, la cual entra al cuerpo por medio de las venas.
  • Inyección Intramuscular: La inyección penetra el tejido muscular, de manera que el líquido es absorbido por los vasos sanguíneos capilares. Suele administrarse en zonas como el brazo, muslo y el glúteo.
  • Inyección subcutánea: En este tipo de inyección la aguja debe ser aplicada en un ángulo específico de 90º o 45º sobre la piel para así que el medicamento sea absorbido por todo el sistema poco a poco.
  • Inyección intradérmica: Con esta inyección la aguja penetra la zona local de la piel a través de una colocación en paralelo al eje longitudinal del antebrazo. Para ello, el enfermero coloca la aguja en un ángulo de 10º. Dicha administración debe ser lenta y cuando se administra bien aparece una pápula que desaparece en cuestión de horas.

Cualquiera de estas inyecciones mal aplicadas pueden provocar infecciones, sangrados o hematomas, bultos e hinchazones que pueden amenazar la comodidad y la salud de los pacientes. En casos graves se puede sentir incluso entumecimiento en el cuerpo. En caso de que esto ocurra, debe consultar inmediatamente a tu médico de cabecera.

inyecciones a domicilio

Enfermería para aplicar inyecciones

Para evitar cualquier tipo de contraindicaciones al colocar inyecciones a domicilio se debe contar con los servicios profesionales de un enfermero o cuidador certificado en esta clase de prácticas.

En Cuidania contamos con personal capacitado en la aplicación de toda clase de inyecciones desde la comodidad de su hogar, así como de la asistencia básica que garantiza los cuidados del paciente. Si te interesa esta clase de servicio, puedes contactar con nuestro equipo.

 

Call Now Button