Después de cierta edad, cualquier enfermedad que parezca sencilla tiene la posibilidad de convertirse en una afección grave, como un resfriado donde personas de la tercera edad sin un cuidado adecuado trae como resultado una neumonía en ancianos.

La neumonía es una infección respiratoria del pulmón, la cual se debe coger a tiempo para evitar acabar ingresado en el hospital. En Ciudanía, sabemos que tener un adulto mayor en casa requiere sus cuidados y sobre todo si existe una enfermedad, en especial las respiratorias, por ello queremos hablarte de todo lo referente a la neumonía en ancianos.

Causas y tipos de neumonía en ancianos

Para saber la causa real de la neumonía en ancianos hay que conocer los tipos neumonía que existen y varían según el origen. Los principales gérmenes causantes de la neumonía son dos: bacterias o virus.

Neumonía adquirida en la calle

Es el tipo de neumonía en ancianos más común, se adquiere fuera de instalaciones de salud. Ya sea por bacteria, hongo o virus.

Por bacterias, la más conocida es streptococcus que se produce después de un proceso de gripe, se aloja en un lóbulo del pulmón, también llamada neumonía lobar.

Después tenemos las neumonías por hongos, en el caso de una persona mayor son frecuentes ya que poseen un sistema inmunológico débil que les hace propensos.

Por último, está el tipo de neumonía en ancianos que se da por una causa viral. Suele ser leve y a pesar de no necesitar mucho reposo, se deben tener los cuidados pertinentes porque se transforma en un proceso bacteriano.

Neumonía adquirida en un centro de cuidados o uno de salud

Es probable que el anciano obtenga una neumonía al estar hospitalizado por algún otro problema de salud. Mientras más sea el tiempo en el centro de salud, es mayor el riesgo de que adquiera una neumonía por bacteria.

Lo mismo sucede al estar en un centro de cuidados ya que son contactos frecuentes con diversas bacterias en el aire de otras personas con enfermedades respiratorias.

Las neumonías en ancianos adquiridas en centros son difíciles de tratar, la bacteria que produce este tipo de neumonía en ancianos es resistente a los antibióticos y se necesita un estudio de secreciones para determinar el medicamento adecuado.

Neumonía por broncoaspiración

Uno de los problemas de las personas mayores es la dificultad para tragar los alimentos, donde en vez en ir al estómago se desvían hacia los pulmones. En estos casos nuestro familiar se ahoga y aparece un exceso de tos.

Hay un cuerpo extraño en el pulmón, lo cual crea una acumulación de secreciones y surgen bacterias. Es un tipo de neumonía común en ancianos dependientes.

 tipos-de-neumonía

Síntomas neumonía en ancianos

Los síntomas de neumonía en adultos mayores son específicos, pero cada persona se ve afectada de diferente manera. En especial, en los adultos mayores tenemos que estar atentos a cualquier variante en su comportamiento.

Tos

Sea seca, en cuadros virales o humedad en caso de infección, según el color del moco varía el grado de infección.

Fiebre o escalofríos

En la neumonía es común presentar cuadro febril pero en el caso de los ancianos no siempre muestran un cambio de temperatura sino que tienen escalofríos con pequeños temblores.

Dificultad para respirar

Si nuestro adulto mayor es una persona independiente, es más fácil detectar este síntoma ya que se presenta al realizar pequeños esfuerzos. En el caso de un anciano dependiente, debemos tener cuidado con los cambios en su patrón respiratorio, si es más rápido y superficial con episodios de inhalaciones profundas.

Dolor torácico al respirar profundo

Es un síntoma que no siempre se detecta, solo al haber movilización en cama se muestran signos de dolor.

En ocasiones los adultos mayores no exteriorizan los dolores, este dolor es dado porque los músculos de la respiración se inflaman por los excesos de tos.

Malestar general

Igual que con una gripe o un resfriado, el malestar general también se presenta. Una buena forma de detectarlo en el adulto mayor es con los cambios de humor, no tener ganas de realizar ninguna actividad o mostrarse taciturno, incluso la pérdida de apetito puede influir negativamente en nuestra salud

La neumonía es una de las causas recurrentes de muerte en el adulto mayor. Por lo tanto, hay que tener mucho cuidado si la evolución es mala ya que lo que empieza con síntomas leves se puede modificar en otros mucho más graves.

Tratamientos para la neumonía en adultos mayores

Los tratamientos para la neumonía en adultos mayores cambian según el grado de severidad de la enfermedad. En algunos casos de origen bacteriano se requiere la hospitalización para cuidados especializados.

En el caso de ser una neumonía bacteriana o por hongos, el tratamiento se basa en antibióticos, medidas de fluidificación de secreciones como inhalación de vapor, ejercicios respiratorios, lavados nasales.

También existen tratamientos como nebuloterapia, que es a través de un equipo por el cual nuestro anciano inhala un broncodilatador para casos específicos.

No todas las neumonías son tan graves como para hospitalizar, si son de origen viral se tratan con antivirales. Algunos casos de neumonía bacteriana en adultos mayores se tratan en casa con antibióticos. Es muy aconsejable que la persona enferma esté muy bien hidratada y se encuentre en espacios limpios sin humedades. También hay que evitar estar en contacto con el adulto mayor que tenga neumonía si tienes afecciones respiratorias.

tratamiento-para-la-neumonía

Cuidados neumonía adulto mayor

La neumonía en ancianos es un problema que si no se cuida como corresponde trae complicaciones y puede llegar a causar hasta la muerte.

Los cuidados a tener con nuestro adulto mayor dependen del grado de severidad que tenga la neumonía. Después de tener el diagnostico por un médico con tratamiento establecido, lo primero es estar atento a cualquier cambio en los síntomas.

En especial si nuestro familiar tiene problemas de comunicación, cualquier cambio que presente en su comportamiento y vaya a peor se debe consultar al médico.

Lo siguiente es la higiene, lavarse las manos antes de entrar en contacto con el anciano, mantener limpia la habitación donde duerme, procurar enjuagarle la boca con agua y tener una alimentación equilibrada que le ayude al adulto mayor a recuperar fuerzas.

Y por último, seguir adecuadamente el tratamiento indicado por el médico. Si se cumple con estos parámetros aseguramos una buena evolución de la neumonía sin riesgo de empeorar los síntomas.

Confía en nosotros

Si estás buscando una atención personalizada que este pendiente de la salud de la persona enferma, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡En Ciudanía, nos preocupa el bienestar de las personas!

Call Now Button