Tanto si eres empleador como empleada de hogar, en Cuidania te ponemos al día sobre los derechos y obligaciones que tenéis al establecer una relación laboral de servicio doméstico, y cuál es la ley de empleadas del hogar vigente.

Pero para empezar vamos a ver en qué consiste la relación laboral del servicio doméstico.

Relación laboral con el servicio doméstico

La relación laboral del servicio doméstico o empleados de hogar, es la que concierta un cabeza de familia o titular del hogar como empleador, con un empleado que prestará servicios retribuidos dentro del hogar, realizando tareas domésticas, cuidado de niños, enfermos y ancianos, jardinería, o conducción de vehículos, siempre bajo el concepto de tareas domésticas.

Forma de contratación

La relación laboral entre empleadores y empleadas del hogar se puede realizar de forma directa, o bien a través del Sepe y agencias debidamente autorizadas, formalizándose siempre por escrito para contratos de duración determinada de cuatro o más semanas, mientras que el resto de contratos se pueden realizar de palabra, sin perjuicio de ser expresados por escrito posteriormente en documento en cualquier momento de la relación laboral a solicitud de cualquiera de las partes.

El contrato de trabajo de servicio doméstico que se realice por escrito debe contener la siguiente información:

Datos identificativos de ambas partes, retribución, tipo de jornada, y datos como los complementos salariales en especie si están pactados, distribución y duración del tiempo de presencia y forma en que se compensará, así como el régimen de pernoctas en el domicilio del empleador, si se han acordado.

El contrato para empleada de hogar, podrá ser de carácter indefinido o temporal, y contará con un periodo de prueba máximo de dos meses a lo largo de los cuales, cualquiera de las partes podrá extinguir la relación laboral con un preaviso de siete días.

En cuidania, seleccionamos por ti las candidatas más adecuadas para tu hogar”.

medidas de contratación de empleadas del hogar

Salario mínimo y otras retribuciones

En el cómputo anual se deberá garantizar el pago metálico del Salario Mínimo Interprofesional, no pudiéndose descontar de esta cuantía conceptos de retribución en especie como manutención o alojamiento.

El salario en especie no puede superar nunca el 30% del total de las retribuciones por jornada completa, o de la parte prorrateada que corresponda a una jornada inferior.

Para garantizar la percepción del S.M.I en cómputo anual, las empleadas de hogar tienen derecho a dos pagas extraordinarias al año.

Para las empleadas del hogar por horas que trabajan en régimen externo, la retribución de horas efectivamente trabajadas debe incluir además del salario por el tiempo trabajado, la parte proporcional de vacaciones, descanso semanal, y pagas extras.

En cualquier caso el pago del salario deberá estar reflejado en un recibo del cual siempre el trabajador recibirá una copia.

Jornada, permisos y vacaciones

Con independencia de los tiempos de presencia pactados a disposición del empleador, la jornada de trabajo de una empleada de hogar tiene que ser de cuarenta horas de trabajo efectivo como máximo.

Los tiempo de presencia no pueden superar las 20 horas a la semana, y deberán ser retribuidas o compensadas según se haya pactado, por importe igual y no inferior al fijado para horas ordinarias.

Entre una jornada y la siguiente debe establecerse un descanso de doce horas, o diez en el caso de empleadas de hogar internas, que siempre deberán compensarse dentro del mes.

También dentro del tiempo de descanso, las empleadas del hogar deben de contar con un período de dos horas diarias para realizar las comidas principales.

En cuanto al descanso semanal de las empleadas de hogar, se establece un período continuado de treinta y seis horas preferentemente entre la tarde del sábado y hasta la mañana del lunes.

En lo que se refiere a vacaciones empleadas de hogar, tienen derecho a unas vacaciones anuales de treinta días naturales, que podrán fraccionar en más de dos períodos, siendo al menos uno de ellos de quince días consecutivos, que pueden ser fijados por el empleador en atención a sus necesidades, eligiendo las fechas el empleado para los otros quince días.

Además las empleadas de hogar tienen derecho a conocer con una antelación de dos meses las fechas de sus vacaciones, que podrán disfrutar en dónde deseen sin obligación de continuar en ninguna residencia del empleador.

Las trabajadoras del hogar tienen derecho a disfrutar como cualquier otro trabajador de las fiestas y permisos previstos en el calendario laboral anual.

vacaciones de una empleada del hogar establecidas por la ley

Formas de extinción del contrato laboral

El contrato laboral podrá extinguirse por voluntad de la empleada de hogar, por acuerdo de las partes o mediante despido disciplinario, debiendo en éste último caso mediar una notificación escrita en la que se especifiquen las causas que lo motivan, y que deberán ser de las recogidas en los Estatutos de los Trabajadores.

Para evitarte todo tipo de quebraderos de cabeza y disgustos ante un despido de tu empleada o asistenta de hogar, puedes ponerte en contacto, y nosotros te ayudaremos preparando la documentación de nómina y finiquito, carta de comunicación, gestionando también la baja efectiva en la Seguridad Social”

En el caso de que el despido se considere improcedente, se deberá indemnizar a la empleada hogar en metálico, con el importe de 20 días por año trabajado, con un límite de doce mensualidades.

El empleador deberá comunicar el despido a la empleada doméstica por escrito, en un plazo anticipado de 20 días cuando la empleada lleva más de un año prestando sus servicios y de siete días, si la prestación de servicios ha sido inferior a un año, y en caso contrario sustituir el preaviso por una indemnización correspondiente al salario por período, a la vez que pone a disposición del empleado una indemnización en metálico de doce días por año trabajado con un límite de seis mensualidades para contratos celebrados desde enero de 2012, y equivalente a los salarios de dicho período.

Régimen Especial de la Seguridad Social para empleados de hogar

Se trata de un régimen integrado en el Régimen General desde el año 2012, en el que se establece que el empleador está obligado a dar el alta a su trabajador doméstico, incluso en el caso de que el empleado trabaje para varios empleadores, con la única excepción de trabajadores que trabajen menos de 60 horas mensuales para cada empleador, y que tendrán directamente que ocuparse personalmente de sus altas, bajas y variaciones, cuando así se establezca, o acuerde con los empleadores, pero que siempre y en todo caso deberán contar con la firma de los últimos.

Las gestiones de altas, bajas y variaciones se deben realizar ante la Tesorería de la Seguridad Social de forma presencial o a través de la sede electrónica con usuario y contraseña o certificado digital.

El alta de las empleadas del hogar siempre se debe realizar antes del comienzo de la relación laboral, mientras las variaciones y bajas se deben presentar en un plazo no superior a los tres días naturales desde que se produce el hecho.

tramitación y alta en la seguridad social para empleadas del hogar

Cotizaciones

La obligación de cotizar al sistema de la Seguridad Social se genera desde el momento en que comienza la relación laboral, y no se extingue hasta que se comunica el cese efectivo, siendo responsable el empleador, salvo la excepción en la que la trabajadora doméstica, lo haga para uno o varios empleadores menos de 60 horas mensuales y haya pactado con estos atender personalmente estas obligaciones ingresando su cuota y la de empleador. En caso de incumplimiento de éste compromiso será de responsabilidad del empleado, y subsidiariamente del o de los empleadores.

Los porcentajes de seguros sociales para éste año , son del 22,85 por ciento a cargo del empleador y el 4,55 por ciento a cargo de la empleada de hogar, y en éstos porcentajes no se incluye cotización para desempleo.

Para nuevos contratos celebrados con posterioridad al 1 de enero de 2012, y siempre que no haya relación laboral anterior con el empleador, existen incentivos en las cotizaciones por contingencias comunes del 20% que se deben tener en cuenta a la hora de contratar servicio doméstico, y que pueden llegar a ser del 45% en el caso de que los contratadores sean una familia numerosa.

La cotización a la Seguridad Social de las empleadas domésticas, dan derecho a las siguientes prestaciones:

Subsidio por incapacidad temporal por enfermedad o accidente común de empleadas de hogar a partir del noveno día de baja, con remuneración por parte del empleador desde el día 4 al día 8 incluido.

También se destina parte de la cotización a la futura jubilación de los empleados de hogar.

Legislación que regula la actividad laboral de empleadas del hogar

La normativa que regula y recoge todos los derechos y obligaciones de los empleadores y trabajadores que realizan su actividad como empleados de hogar y qué puedes consultar, es la siguiente:

Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre

Decreto-Ley 29/2012, de 28 de diciembre

Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre

Ley 3/2017, de 27 de junio, de Presupuestos Generales del Estado 2017

Real Decreto 1077/2017, de 29 de diciembre

Orden ESS/55/2018, de 26 de enero

Estatutos de los Trabajadores

Y ahora que ya conoces los derechos y obligaciones recogidos en la ley de empleadas del hogar para éste año, recuerda que en “Cuidania, cuidamos de las personas y su hogar”, y deja tu casa en las mejores manos, contactando con nosotros.