La esclerosis múltiple es una de esas enfermedades que produce un fuerte mazazo a quién recibe el diagnóstico, por tratarse de una dolencia asociada a la progresiva discapacidad y pérdida de autonomía, además de que actualmente no existe cura.

Por eso desde Cuidania, como expertos en cuidado de personas dependientes a domicilio, vamos a explicar cómo se puede detectar la esclerosis múltiple, ya que se trata de una dolencia cuyos efectos se pueden ralentizar con un diagnóstico y tratamiento temprano, y con un cuidado a domicilio adecuado.

Qué es la esclerosis múltiple, y por qué se produce

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa y autoinmunitaria, es decir en la que el propio sistema inmunitario del cuerpo ataca a sus tejidos. En el caso de esta enfermedad, ataca a la sustancia que recubre y protege las fibras nerviosas del sistema nervioso central, haciendo que los mensajes trasmitidos se ralenticen o desaparezcan.

Concretamente el sistema inmunitario ataca a la mielina que recubre los tejidos nerviosos de la médula espinal y el cerebro. Con el progreso de la enfermedad, se pueden dañar directamente los nervios de forma definitiva, aunque en la actualidad no se sabe por qué se produce la esclerosis múltiple.

Dependiendo del progreso de la enfermedad y del grado de severidad de las lesiones nerviosas, la enfermedad puede ser muy incapacitante, por lo que las consecuencias de la esclerosis múltiple pueden impedir desarrollar una vida normal, generando una importante dependencia cuando se pierde la posibilidad de caminar.

Esta enfermedad afecta de diferente manera a cada persona. Algunos pacientes tras un primer ataque no desarrollan nuevos síntomas en muy largos periodos o en el resto de su vida, definiendo este tipo de esclerosis múltiple como secundaria, mientras que otras pueden evolucionar con un deterioro más lineal y progresivo que se conoce como esclerosis múltiple primaria progresiva

En el primero de los casos un alto porcentaje de los pacientes con esclerosis múltiple secundaria acaban desarrollando manifestaciones estables de sus síntomas. En cualquier caso, los síntomas de la esclerosis, siempre estarán asociados a la zona del cuerpo en la que se haya producido el deterioro de tejido nervioso.

Cómo hemos comentado al principio, la esclerosis múltiple no tiene curación actualmente, pero si existen tratamientos muy efectivos que pueden ayudar a recuperarse después de un ataque, reducir los síntomas e incluso modificar el curso de la afección.

esclerosis múltiple

Síntomas de una esclerosis múltiple

Los signos y el desarrollo de la enfermedad varían considerablemente de unas personas a otras. Para ver cómo se diagnostica la esclerosis, existen una serie de síntomas asociados que en caso de producirse hay que consultar inmediatamente cuando no está totalmente identificado su origen, por si se trata de este temida enfermedad

Entre estos signos están los siguientes:

→ Dolor ocular con pérdida completa o parcial de la visión habitualmente en un solo ojo, o visión doble de forma continuada.

→ Sensación de hormigueo, entumecimiento, o dolor en distintas zonas corporales.

→ Adormecimiento y debilidad en brazos, manos, piernas o pies en un solo lateral.

→ Coordinación irregular al andar, inestabilidad y temblores.

→ Sensación de agotamiento, y mareos.

→ Problemas del aparato excretor, con dificultades para defecar u orinar.

→ Dificultad para expresarse oralmente, produciendo balbuceo.

Además, en la evolución de la esclerosis múltiple se pueden sufrir también:

→ Espasmos y epilepsia.

→ Rigidez corporal.

→ Pérdida de memoria.

→ Trastornos psíquicos y depresión.

→ Problemas sexuales.

“Si necesitas ayuda domiciliaria y acompañamiento para ti o los tuyos, cuenta con Cuidania, en donde resolveremos todo lo que necesites para que no tengas que ocuparte de nada”

¿Qué personas son más propensas a sufrir una esclerosis múltiple?

Aunque se desconoce a ciencia cierta que provoca esta patológica reacción de nuestro sistema inmunitario, los estudios realizados parecen centrar el origen de esta enfermedad en factores ambientales y genéticos.

También se ha comprobado la incidencia de la enfermedad de esclerosis, en determinados momentos de la vida, por lo que existe una mayor probabilidad de contraer esta dolencia entre la juventud y la madurez.

Determinadas patologías auto inmunitarias también parecen incidir en la aparición de la esclerosis múltiple, entre ellas la diabetes, problemas de tiroides, y colon irritable.

El sexo de la persona también parece tener que ver con el aumento de probabilidades de sufrir esclerosis múltiple, ya que existe el doble de casos diagnosticados en mujeres que en hombres.

Además, se ha establecido una relación de causa en el origen de la esclerosis múltiple en pacientes que previamente han padecido determinadas infecciones por virus.

El tabaco puede favorecer la aparición de la enfermedad, y nuevos brotes de esclerosis y síntomas, en quienes han sufrido un primer ataque.

Los antecedentes familiares también aumentan las posibilidades de padecer esta incapacitante enfermedad, por lo que se puede decir que la esclerosis múltiple se hereda en ciertos casos.

En cuánto al componente ambiental parece que el clima también es un factor que puede desencadenar la aparición de esta patología entre las poblaciones de zonas de climas templados como Europa, Australia, o Estados Unidos.

Para terminar, parece que el componente racial también influye en las posibilidades de padecer esclerosis múltiple. En este sentido la raza blanca es la principal afectada, en especial la originaria de países del Norte de Europa.

esclerosis

Cuando consultar a tu médico de cabecera

Si tu o alguien de tu entorno padece los síntomas que hemos visto, conviene solicitar cuanto antes una consulta con tu médico de cabecera para realizar las pruebas necesarias, como la habitual punción lumbar de esclerosis múltiple, y descartar o confirmar si se trata de un brote de esclerosis.

Siempre hay que intentar mantener la tranquilidad y ser positivos, ya que como hemos comentado, existen tratamientos para la esclerosis muy eficaces que pueden ayudar a frenar los síntomas de la enfermedad para continuar llevar una vida normal, siempre que no se haya producido un gran daño. Por eso insistimos en la importancia de solicitar la consulta siempre que exista sospecha, sin dejar que el tiempo pase sin tomar medidas.

Ante una situación irreversible de la enfermedad, será necesario solicitar toda la ayuda necesaria tanto para el cuidado personal a domicilio con un cuidador, incluyendo ejercicios de rehabilitación, y tratamiento de psicoterapia, como adaptación del hogar a la nueva situación, y de todo lo necesario para mejorar la calidad de vida como enfermo.

Si algún familiar o amigo padece de esclerosis múltiple, recuerda que en Cuidania cuidamos de ti y de los tuyos “como tu lo harías”, así que no dudes más en contactar con nosotros y contarnos tu necesidad.

Call Now Button