diferencia-entre-demencia-senil-y-alzheimer

Cuando pensamos que nuestros padres o abuelos van a padecer algún tipo de enfermedad, la primera que se nos viene a la mente es el alzhéimer o la demencia senil. Pero, ¿sabes que son enfermedades diferentes? En Cuidania queremos enseñarte la diferencia entre la demencia senil y el alzhéimer para que conozcas cual es la importancia de cada uno.

¿Qué es el Alzhéimer?

Para poder determinar qué diferencia hay entre la demencia senil y el alzhéimer, lo primero es conocer los conceptos de cada una, ya que están relacionadas entre sí y son fáciles de confundir entre ellas.

El Alzhéimer es una enfermedad neurodegenerativa, que afecta a la memoria, la forma de pensar y hablar de la persona. Es una de las principales causas de la demencia senil. En ella, se ven cambios en el tejido de diferentes partes del cerebro y una pérdida constante de una sustancia química llamada acetilcolina, que es de gran importancia para el funcionamiento del cerebro.

Los síntomas del alzhéimer no aparecen de forma inmediata, sino progresiva, y en ocasiones no se llegan a notar alteraciones solo cuando está avanzada la enfermedad.

En cuanto a las causas del alzhéimer, no existe una específica, influye el estilo de vida, desde el ambiente hasta los factores genéticos. Se puede presentar después de los 65 años, pero casi siempre se diagnostica en personas de 80 años. A la hora de tratar con un paciente con alzhéimer debemos tener en cuenta que esta enfermedad presenta varias etapas.

Qué-es-la-demencia-senil

➡ Etapas del alzhéimer

Las etapas del alzhéimer pueden dividirse en tres:

  • Etapa leve o inicial: se empiezan a tener episodios de pérdida de memoria, concentración y cambios de humor. No es fácil de detectar, ya que la persona es independiente, puede seguir trabajando, salir o conducir un coche.
  • Etapa moderada o media: es aquí donde se notan cambios más significativos y regularmente se logra un diagnóstico. Como es una etapa más prolongada, se requieren cuidados específicos. La persona comienza con episodios de agresividad, dificultad para realizar actividades cotidianas y confundir palabras.
  • Etapa grave o final: los cuidados para las personas con alzhéimer se vuelven mayores, porque se vuelve dependiente, no logra comunicarse y las habilidades motoras disminuyen.

Son tres las etapas del alzhéimer, aunque, también existen 7 fases evolutivas que van según la disminución cognitiva, determinando así los síntomas que presenta la persona. Contra más rápido se realice el diagnóstico, más durabilidad tendrá cada etapa.

¿Qué es la demencia senil?

Es un síndrome cognitivo-degenerativo, se caracteriza por una disminución cognitiva donde la memoria se deteriora, hay cambios en el comportamiento y se ve afectada la capacidad de realizar actividades cotidianas.

El término demencia senil está mal utilizado, porque no solo afecta a las personas mayores de 65 años. También hay casos donde se presenta en individuos de 30 años. No se define como una enfermedad porque abarca muchos síntomas.

¿Qué la produce? Es una de las principales diferencias entre la demencia senil y el alzhéimer, porque en el caso de la demencia senil existen varias posibilidades, en especial enfermedades de origen cognitivo como el Párkinson, Huntington, enfermedad en Cuerpos de Lewy o una enfermedad cerebro vascular.

➡ Tipos de demencia senil

También existe demencia senil temporal, que es causada por infecciones, intoxicación, medicamentos, bajos niveles de B12, tumores y alteraciones metabólicas. El determinar la causa de la demencia senil es mucho más viable que la del alzhéimer.

A la hora de cuidar a una persona con demencia senil es importante tener en cuenta los síntomas que presenta y determinar la etapa en la que se encuentra.

Al igual que el alzhéimer posee tres etapas principales:

  • Etapa temprana: se dan pequeños cambios de memoria como de un lugar, la hora o la ubicación de algún objeto.
  • Etapa intermedia: casi siempre es la más llamativa y donde se realiza un diagnóstico. La persona con demencia senil tiene pérdida de memoria de eventos recientes, confunde los nombres de las personas u objetos, hay cambios de humor, repite preguntas y empieza a necesitar ayuda con las actividades cotidianas.
  • Etapa tardía: las pérdidas de memoria son a mayor escala, no se ubican en el espacio-tiempo y en ocasiones les cuesta identificarse a sí mismos. Olvidan a familiares cercanos y tienen cambios de humor más bruscos. Es en esta etapa es donde la persona se vuelve más dependiente

Tratamiento-para-el-alzhéimer-y-la-demencia-senil

Tratamiento para el alzhéimer y la demencia senil

Antes que nada, debes saber que ninguna de estas enfermedades tiene cura, solo en el caso de una demencia senil temporal los síntomas pueden mejorar hasta el punto de solo padecerla en la etapa temprana sin avanzar a las siguientes etapas.

Existen muchos tratamientos para el alzhéimer, pero principalmente son fármacos que ayudan a detener el progreso de la enfermedad, disminuyen el avance pero, no la curan y no todos los pacientes responden de la misma manera al medicamento.

En cuanto a la demencia senil, el tratamiento es variable, lo define la causa de la enfermedad. Si es por una infección, falta de vitaminas o abuso de fármacos, con solo controlar estos factores podemos llegar a corregir la demencia.

En el caso de ser por enfermedades neurodegenerativas, se debe tratar la enfermedad de base como el alzhéimer, el párkinson o cuerpos de Lewis. También, algo que ayuda mucho a las personas con demencia senil o con principios de alzhéimer es hacer ejercicios cognitivos para agilizar la mente y estimular la memoria.

Semejanzas en los síntomas de la demencia senil y el alzhéimer

Tanto el alzhéimer como la demencia senil son enfermedades neurodegenerativas, donde se ven afectadas las funciones del cuerpo y el paciente se vuelve dependiente con el pasar de los años. En el caso del alzhéimer, es degenerativo hasta el punto de causar la muerte, mientras que la demencia senil no es la causa principal.

Cuando hablamos de las causas, tanto de la demencia senil como del alzhéimer, en la primera puede ser debido a una secuela de una infección, por medicamentos, por tumores o como consecuencia de otras patologías; mientras que el alzhéimer no tiene un origen concreto.

Existe cierta similitud entre sí, según su evolución, se presentan características, síntomas y signos que las diferencian. Por ello, el cuidado del paciente con alzhéimer y demencia senil es distinto. El alzhéimer es la principal causa de la demencia, pero no todas las personas que tienen demencia senil padecen alzhéimer.

Las características específicas de cada una de estas afecciones deben tratarse de manera individual, dependerá de los síntomas y la etapa en la que se encuentre el paciente, por ello tus familiares necesitan contar con cuidadores profesionales con la dedicación y la vocación necesaria.

En Cuidania te ofrecemos un personal capacitado para hacerse cargo del familiar que lo necesite, ya tenga demencia senil o alzhéimer puedes comentarnos que es lo que necesitas y nosotros te asesoraremos de forma personalizada. Nuestro principal objetivo es tu bienestar y el de tu familiar.

Call Now Button