cuidar a una persona mayor

El cuidado de ancianos no es una tarea que cualquiera puede realizar de forma satisfactoria, porque exige de las personas dedicadas a ésta actividad, una serie de conocimientos relacionados con las capacidades sensoriales y motrices en la tercera edad, problemas de salud y tratamientos prescritos que se deben seguir de forma ineludible, manejar el peso de las personas, y aspectos relacionados con su psicología, entre otros para saber cómo cuidar a una persona mayor.

En Cuidania somos expertos en el cuidado de personas mayores, y por eso en éste artículo vamos a compartir información y consejos útiles a la hora de saber cómo cuidar a una persona mayor, porque no todo vale, y quienes por su propia cuenta o por cuenta ajena se van a dedicar a ésta actividad tan necesaria en una población compuesta mayoritariamente por personas ancianas con necesidades de asistencia domiciliaria, deben reunir una formación específica y contar con cualidades y vocación para ello.

Aspectos importantes que hay que tener en cuenta para saber cómo cuidar a una persona mayor

Aspectos psicológicos que afectan a las personas mayores

Todas las personas sin excepción prefieren envejecer dignamente, y con el mejor grado de salud posible en la que es la última etapa de su vida.

  • Cualquier trabajador que se dedique a cuidar personas mayores por horas, o de forma permanente, debe comprender y empatizar con los profundos cambios que cada mayor tiene que asumir, ante las pérdidas de habilidades personales, sociales, cambios físicos y el miedo a que conlleva la pérdida de autonomía y el aislamiento social. Por ésta razón las personas mayores comienzan a perder seguridad en sí mismos y a sentir una baja autoestima, que en muchos casos acaba derivando en una depresión profunda. Por tanto es fundamental que el personal de cuidado de personas mayores entienda la importancia de tratar adecuadamente a los ancianos, reforzando su autoestima sobre la base de los esfuerzos conseguidos a lo largo de su vida, dedicando admiración a la experiencia vital alcanzada, y aportando un trato de respeto sincero.
  • Además siempre dentro de las posibilidades que presentan los mayores, es muy importante dentro de las tareas propias del servicio de ayuda a domicilio, conciliar los tiempos dedicados al cuidado de higiene, abastecimiento, medicación, etc…, con el acompañamiento y salidas a pasear o relacionarse, para reducir la sensación de aislamiento y soledad.
  • También es importante comprender que su humor y su estado diario es más variable porque su descanso es irregular dado que existen problemas de contención urinaria, dolores articulares, y recuerdos de la vida anterior que se presentan más obsesivamente durante la noche, por lo que habitualmente puede que necesiten descansar más veces durante el día, con pequeños sueños reparadores que deben ser respetados como parte de los cuidados para ancianos.

aspectos psicologicos de las personas mayores

  • El personal para cuidados de ancianos debe saber que a medida que una persona mayor se enfrenta con situaciones que le producen ansiedad, su estrés aumenta mucho más que en la juventud y la tensión que genera tanto mental como física se mantiene durante mucho más tiempo, lo que hace que de cada cosa hagan un mundo, que requiere paciencia y comprensión por parte de los cuidadores.
  • Los ancianos requieren de un adecuado tratamiento afectivo porque sufren carencias al haber perdido muchos a sus seres queridos, y normalmente encontrarse aislados del grupo familiar activo, por lo que las personas dedicadas a ayudar a los ancianos en su día a día deben mantener conductas afectuosas que de algún modo suplan o amortigüen estas carencias.
  • Cuando nos preguntamos cómo cuidar a una persona mayor, debemos saber que es fundamental motivarla y favorecer su autonomía, interactuando en la medida de lo posible, y manteniendo una comunicación constante que permita al anciano expresarse y conocer más información que la de su propio mundo interior que es siempre mucha. Por eso es muy importante dialogar con ellos pausadamente.
  • Además hay que saber que el deterioro mental que se va produciendo con la edad hace que progresivamente se vaya perdiendo la memoria, por lo que parte de los cuidados de la tercera edad pasan por administrar la medicación puntualmente, estar pendientes de las visitas médicas y otras actividades programadas, e incluso ayudar a buscar objetos desaparecidos involuntariamente, o repetir informaciones que los mayores olvidan sin querer inmediatamente.

Aspectos físicos y de salud

El deterioro y forma de envejecer es muy diferente de unas personas a otras, de tal manera que hay personas que mantienen toda su capacidad mental hasta una edad muy avanzada, presentando otros problemas de salud, o reducción de autonomía y capacidades sensoriales, que hay que contemplar en la atención a personas mayores.

cuidado para personas mayores

  • Los sentidos más afectados por el deterioro físico en las personas de la tercera edad son la vista y el oído, por lo que muchas personas mayores además de no ver bien, tienen problemas a la hora de entender cuando se les habla, incluso aunque dispongan de audífonos, haciendo necesario que el personal de atención domiciliaria, hable mirando de frente, y más despacio, empleando un tono más alto, y repitiendo las frases cuando sea necesario.
  • Otro problema que presentan muchas personas mayores es la falta de dentición, que dificulta la alimentación diaria, y hace que pierdan el apetito, por lo que el servicio de ayuda a domicilio debe contemplar y vigilar la alimentación de las personas a su cargo, de tal manera que se confeccionen menús con alimentos blandos pero ricos en el aporte de todos los nutrientes necesarios para preservar la salud de los ancianos devolviéndoles en lo posible el placer de comer, ya que hay que estar muy atento a las prescripciones médicas en cuanto a aportes de sal, azúcar u otros alimentos.
  • La ayuda a mayores, en muchos casos implica la necesidad de colaborar en el aseo e higiene personal de los ancianos que han perdido movilidad y por tanto autonomía para realizar solos su aseo. Se trata de tareas especialmente delicadas dentro del cuidado de personas mayores, que pueden pasar por ayuda para entrar a la ducha, secar o vestirse, hasta el hecho de tener que realizar la higiene en la cama, o cambiar pañales, tareas que se deben realizar con cuidado y respeto, desde la comprensión de una situación que nadie desea para sí mismo. Concretamente en los servicios de ayuda a domicilio para ancianos dependientes, puede ser necesario realizar curas de escaras que se producen en personas sin movilidad, para lo cual hay que conocer técnicas de enfermería.
  • Dentro de la atención de ancianos a domicilio, también hay que realizar tareas administrativas y gestiones que muchos de ellos ya no pueden realizar ni siquiera acompañados, porque no entienden los usos y costumbres del mundo actual, tales como reclamaciones de servicios, reparaciones domésticas necesarias, pagos o cobros, que necesariamente deben delegar en alguien, por lo que la persona encargada debe actuar con absoluta honestidad ante estas situaciones que nadie confiaríamos a extraños, poniendo el mayor celo, como si de su propio asunto se tratara.
  • En los casos de gran dependencia, a la hora de cuidar enfermos a domicilio, es imprescindible aprender a manejar el peso, a la hora de practicar los cuidados, cambiar sábanas, y hacer la higiene personal de la persona postrada, para evitar accidentes tanto para el enfermo, como lesiones de espalda en las personas que los cuidan.
  • También es necesario conocer que existen ayudas a la hora de realizar los cuidados geriátricos que se pueden solicitar en la seguridad social, o adquirir en tiendas especializadas que pueden resultar muy útiles dependiendo del caso, tales como andadores para conseguir cierta autonomía en el desplazamiento, o bastones telescópicos, adaptadores para bañeras, cuñas para evacuar, camas anti-escaras para ancianos postrados, o sillas de ruedas para facilitar el acceso a la calle.
  • El cuidado de personas de la tercera edad, en muchos casos genera una gran satisfacción personal, y posibilita un vínculo afectivo entre cuidadores y personas cuidadas, pero estas últimas deben interiorizar que tendrá un desenlace inevitable, que puede llegar en cualquier momento, para lo que deben estar preparadas psicológicamente, y así asumir de una forma más natural la pérdida de esa persona.

cuidadores de personas mayores

Y ahora que ya conoces más sobre cómo cuidar a una persona mayor, utiliza nuestros consejos si vives con una persona mayor a tu cargo, y recuerda que todos antes o después nos encontraremos ante ésta situación, porque de lo contrario significará que ya hemos desaparecido.

Y si necesitas que te echen una mano en el cuidado de personas mayores a domicilio, o no sabes cómo cuidar a una persona mayor, no dudes en contactar con nosotros.

Cuidania, como tu lo harías.