Cuando pasa el tiempo, el avance de la edad es algo inevitable y todas las características de la vejez que esto conlleva se pueden volver una preocupación, en especial si hablamos del baño de un anciano dependiente.

Debemos considerar varios aspectos a la hora de cuidar a un adulto mayor en casa, en especial si es una persona dependiente. Entre ellas tenemos la higiene y el aseo, el cual puede ser un reto, la estructura del baño, el grado de dependencia y la técnica para bañar a un anciano.

Se trata de unir una serie de parámetros para no perjudicar el bienestar de nuestro familiar. Por ello, en Cuidania queremos darte algunos consejos para bañar a un anciano dependiente.

Consejos a tener en cuenta para bañar a un anciano

Cuando tenemos a una persona mayor a nuestro cargo, no solo abarca los cuidados con respecto a una enfermedad específica, sino también a todo aquello que se ve afectado con el paso de la edad. Por ejemplo, la independencia que se pierde. En especial, si hablamos de algo tan privado como lo es el aseo personal. Por ello, a la hora de bañar a un anciano debes tener en cuenta los siguientes puntos:

➡ Ambiente privado y cómodo

El área del baño se debe tener un ambiente que ofrezca comodidad a nuestro adulto mayor, de manera que, sea un espacio adecuado para una mejor movilización tanto del anciano como de la persona que lo asiste en el baño.

Debe contar con una puerta privada, si el anciano todavía es independiente querrá bañarse por sí mismo. Pero sin olvidar que la puerta sea de fácil acceso por si necesita ayuda.

Usa accesorios como alfombras antideslizantes, sillas de baño y sujetadores que sirvan de apoyo para mantener el equilibrio.

➡ Siempre tener los utensilios a mano

Todos los artículos de aseo personal debes tenerlos en un lugar de fácil acceso, para que no pierdas de vista durante el baño a la persona mayor.

Si nuestro familiar es independiente, asegúrate de que todos los accesorios como el jabón, el champú, la loción corporal, o la esponja están en un lugar a su alcance. Coloca la ropa y un paño en una zona donde no exista riesgo de mojarse.

➡ Mantener la independencia

No todos los adultos mayores son dependientes, algunos solo necesitan ayuda con alguna que otra tarea. El mantener su independencia los hace sentir útiles y cómodos consigo mismos, por ello lo ideal es observarles mientras realizan alguna actividad.

Solo debes asistirlos en caso de dificultad, si solicitan ayuda o si vemos riesgo de algún accidente, en especial a la hora del baño.

consejos-para-bañar-a-un-anciano

➡ No perder la concentración

Con el paso de la edad es normal perder habilidades motoras y cognitivas, pero para una persona mayor es difícil asumir que no puede realizar una tarea sencilla como su aseo personal.

Es aquí donde, para darles seguridad y confianza tenemos que estar atentos a cualquier sugerencia o incomodidad que el adulto mayor nos comunique. Esto los hará sentir escuchados y apreciados.

Así, lograremos que el bañar a un anciano sea agradable tanto para él como para nosotros que le ayudamos.

➡ La calma es la mejor aliada

¿Qué hacer cuando se presenten situaciones como que el anciano no quiera bañarse? Lo primero es mantener la calma, para un adulto mayor es complicado perder su autonomía y en ocasiones prefieren evadir actividades que saben no pueden realizar por sí mismos.

Así que, ten paciencia, explícale cómo será el baño, cada movimiento que vas a realizar, escucha sus sugerencias, distráelo con conversaciones.

Otra sugerencia es volver el baño una rutina, escoge una hora del día y que siempre sea a esa misma hora. Los adultos mayores le dan mucha importancia a las rutinas, ya que estas le dan seguridad.

Consejos técnicos para bañar a un anciano

Sin importar el tipo de dependencia, sea en cama o en la ducha, existen varios consejos para bañar a una persona mayor:.

  • Usa un jabón sin perfume, que sea neutro.
  • La higiene tiene que ser completa, sin dejar de lado ningún pliegue.
  • Para las zonas íntimas usa gel íntimo.
  • Usa una esponja para evitar lesiones, la piel de los adultos mayores es frágil.
  • El cabello puedes lavarlo con días de por medio, no es necesario hacerlo todos los días.
  • Después seca el cuerpo, en especial en los pliegues que no queda nada húmedo para evitar hongos.
  • Utiliza cremas hidratantes, para todo el cuerpo, esto ayuda a reducir el riesgo de lesiones por presión.

Ahora cuando hablamos del baño en cama, lo mejor es tener ayuda, hacerlo entre dos personas así lograremos una mejor higiene sin riesgo de lesiones. Debemos tener todo a mano, una recomendación es tener a tu disposición una mesa con todos los artículos del aseo personal.

Se comienza el baño con el anciano boca arriba, humedeciendo la piel y luego aplicando el jabón. Hazlo por zonas cabeza, cuello, brazos, torso, así progresivamente.

Debes solo descubrir el área a limpiar, así evitamos el frío en nuestro familiar. El área de los genitales hay que lavar siempre de delante hacia atrás. Después de enjuagar y sacar todo el jabón procedemos a las posiciones laterales.

Al tenerlo de lado lavamos la espalda, después secamos para ponerle la ropa de cama seca y la ropa de nuestro anciano.

Siempre hay que tener cuidado con la piel de un adulto mayor, ya que, con el avance de la edad se vuelve más delicada. En el caso de la depilación en las mujeres, no utilices hojillas, lo ideal son las cremas depilatorias.

El afeitado en los hombres debe hacerse diario o interdiario, con paciencia y estira la piel con dos dedos para que no dañarles. Rasura en el sentido contrario al vello, después aplica loción hidratante.

como-acondicionar-un-baño-para-un-anciano

Qué considerar en la estructura del baño de una persona mayor

El aseo de una persona mayor depende de la comodidad que puede proporcionar el espacio del baño, pero antes de hacer alguna modificación tenemos que tener en cuenta lo que necesita nuestra persona de la tercera edad.

No todas las personas mayores tienen alguna enfermedad neurológica como el alzhéimer o la demencia senil. Así que lo primero es preguntarle por sus gustos, ya que posiblemente sólo ha perdido movilidad y fuerza muscular por el paso de la edad, lo que sería más un baño asistido a un anciano.

Ahora bien, si tiene una enfermedad que dificulte la comunicación, solo tienes que observar con qué objetos, colores y tipo de iluminación se mantiene tranquilo. También, toma como referencia sus gustos antes de volverse una persona dependiente.

Otro factor a tener en cuenta son las medidas de seguridad, si es un adulto mayor al que puedes llevar al baño ya sea en silla de ruedas o con ayuda de bastón. El baño debe cumplir con algunos parámetros para hacer más cómoda la tarea del aseo.

Cada anciano tiene un cierto grado de dependencia, sea mental o motora, por ello, la hora del baño tiene que ser una actividad agradable para que no pierda el interés en realizarla. Sabemos que no es una tarea sencilla por ello en Cuidania esperamos que estos consejos te sean de gran utilidad. Recuerda que contamos con profesionales que pueden apoyarte con el cuidado de tu familiar. Nuestra meta es tu bienestar y el de tu familia. ¡Contáctanos!

 

Call Now Button