Las personas de la tercera edad pueden afrontar su progresivo envejecimiento de una forma más eficaz y positiva, a la vez que retrasan la pérdida de capacidades, llevando una vida más completa y animada, cuando realizan algunas de las múltiples actividades para personas mayores, en función de sus posibilidades físicas, mentales, gustos y preferencias.

Dado que la calidad de vida de los adultos mayores está condicionada al mantenimiento de su autonomía física y mental, las actividades para personas mayores ayudan a mantener una vida más activa, mejorando la autoestima que evita caer en depresiones, facilitando la socialización de los ancianos, y retrasando la pérdida de capacidades cognitivas y motoras.

Está plenamente comprobado que las personas que reciben muy pocos estímulos en su entorno, pierden mucho más rápidamente sus capacidades mentales y físicahs.

Por eso es fundamental trabajar a través de actividades para adultos mayores, aspectos como la atención, memoria, capacidad de comunicación, psicomotricidad y otras activaciones dinámicas, en familia, o a través del personal formado en el cuidado de personas mayores, con programas de rehabilitación biopsicosocial.

Los juegos son una de las actividades para personas mayores más recomendadas, porque a través de ellos se puede potenciar la socialización, ejercitar el cerebro, trabajar la motricidad y mantener una mejor salud física, y son una fuente de motivación que genera optimismo mejorando la autoestima.

Actividades para entrenar y mantener el cerebro

Se trata de actividades de entrenamiento para personas mayores con estimulación cognitiva, para recuperar capacidad intelectual partiendo de los puntos fuertes de cada persona en los conocimientos adquiridos y las experiencias vividas, adaptándolos a los nuevos cambios del entorno.

Este tipo de actividades no tienen por qué estar basadas en ejercicios repetitivos.

actividades para personas mayores

Actividades para trabajar la memoria, la comunicación y el contacto social

  • Trabajos en grupo guiados en los que se presentan películas, fotografías, y música, de otras épocas, estimulando en estas actividades para personas mayores la participación, para que cada uno introduzca la información del pasado que recuerde, y reconstruir juntos una época.
  • Utilizar música es muy interesante para trabajar en actividades de memoria para personas mayores, en las que hay que poner el nombre a melodías muy conocidas, y tratar de recordar los autores, o bien jugando a acertar escribiendo en una hoja estos mismos datos, al escuchar fragmentos de una serie de melodías de otros momentos vividos.
  • Otras actividades para gente mayor, son las visitas a museos y centros de interpretación de costumbres y artes populares, en los que se estimula el contacto social, y se sale de la rutina de los centros de día, para refrescar la memoria sobre una serie de datos a través de los recuerdos y la comparación, trabajando posteriormente la información rescatada en esas visitas.
  • Actividades para adultos mayores en la aproximación al conocimiento de nuevos sistemas de comunicación e información.

Consiste en enseñar a los mayores con sistemas sencillos y fáciles de recordar cómo se utilizan los móviles, como contactar por ordenador con hijos y nietos a los que no ve frecuentemente, o como hacer búsquedas en internet para encontrar información de su interés como recetas de cocina, manualidades, jardinería, pueblos, etc…partiendo de sus intereses concretos para motivarles en estos aprendizajes.

Actividades para mejorar la atención

A medida que las personas se van haciendo más mayores se va perdiendo la capacidad de concentración, y se presenta una tendencia a la dispersión.

Entre las actividades para realizar con personas mayores trabajando la atención, los juegos de mesa tradicionales como el bingo, parchís, dominó, o las cartas, mantienen la agilidad mental y además potencian la socialización, cuando se busca esta finalidad saliendo de casa para participar en éste tipo de actividades lúdicas en grupo.

Pero si el mayor no puede o quiere acudir a un centro, también puede jugar con la persona que se dedica al cuidado de ancianos.

Trabajar con puzles también es una buena opción para mantener la concentración, mediante temáticas motivadoras como puede ser el trabajo con refranes partidos, que suelen ser muy del gusto de nuestros mayores, y qué consiste en presentar refranes escritos y partidos por la mitad, que se pueden recomponer individualmente o en grupo.

Otro tipo de tarea dentro de las actividades para personas mayores, que fomenta la atención, la observación, y el lenguaje, consiste en utilizar un gran grupo de letras sueltas, para que la persona componga todas las palabras con significado que sea capaz en un determinado tiempo.

También para trabajar la concentración y la agudeza visual, se pueden utilizar imágenes parecidas pero no iguales, en las que hay que buscar las diferencias.

Utilizar pasatiempos como sopas de letras o crucigramas, también son buenas alternativas de actividades para personas mayores, que trabajan la atención y otros aspectos cognitivos.

actividades para persona mayores

Actividades para mejorar la percepción y el lenguaje

Con los años, además de la pérdida de capacidad visual y auditiva, también se puede producir un deterioro en la forma en que el cerebro procesa la información que recibe, y también se empieza a notar dificultad a la hora de encontrar algunas palabras para expresarse.

En éste sentido conviene seguir desarrollando actividades para personas mayores en las que se trabaje no sólo la comunicación oral, sino también la escritura, para retrasar la pérdida de estas habilidades.

En éste sentido se puede pedir que la persona lea una noticia, y posteriormente la comente, para trabajar la memoria y la comunicación verbal.

Actividades para personas de tercera edad como el cálculo mental, ayudan a mantener las facultades psíquicas, y se puede trabajar sobre fechas, o cuestiones de la vida cotidiana como importes de pagos, repartos de objetos, y otros.

Actividades para mantener la percepción sensorial

Dentro de las muchas actividades para personas mayores, los juegos son un recurso excelente para ejercitar los sentidos.

Actividades lúdicas para mayores que trabajan el tacto y la expresión oral, como puede ser vendar los ojos a la persona, y pedir que se reconozca un objeto a través de las manos describiéndolo, o trabajar en grupo introduciendo un objeto en una bolsa de tela, que alguien debe describir por el tacto, para que el resto de participantes adivinen de qué se trata.

Si se quiere trabajar el oído, se puede jugar en grupo tapando los ojos a una de las personas, que debe reconocer a otro de los participantes por la voz al pronunciar una palabra previamente elegida, pero si no consigue saber quién es, se continuará con otras palabras hasta que acierte. Con éste juego se trabaja la atención, la memoria y el sentido del oído.

Entre las actividades para personas mayores más gratificantes, los trabajos manuales son otra buena manera de mantener la agudeza visual, la concentración, y además mejoran la autoestima, ante la consecución de resultados que hacen sentir válida a la persona.

Otras actividades para gente mayor como las manualidades en punto, ganchillo, costura, modelado con arcilla, fabricación de objetos decorativos o bisutería con abalorios, potencian la creatividad y mantienen por más tiempo la destreza de las manos.

Dependiendo de los gustos y las habilidades, el dibujo y la pintura sobre diferentes soportes, bien decorando figuras, azulejos, bandejas, hasta trabajar sobre lienzo, genera una gran satisfacción, y mantiene la concentración además de practicar la motricidad fina.

actividades para personas mayores

Actividades para mantener las condiciones físicas

Dentro de las condiciones físicas individuales, es muy importante que en la tercera edad se realicen actividades motrices, o ejercicios concretos de entrenamiento para ancianos que ayuden  mantener diferentes aspectos como la coordinación, el equilibrio, los reflejos o la fuerza muscular, trabajando de forma conjunta o aislada diferentes partes del cuerpo.

Mientras se pueda, es conveniente pasear diariamente, andando a un ritmo regular, o practicar algunas disciplinas muy completas como el taichí, junto con otras actividades de ocio para personas mayores como las fiestas con baile incluido, que tanto gustan en la tercera edad.

Actividades para personas mayores como jugar a la petanca, montar en bicicleta, nadar, o cualquier otra afición que genere movilidad.

Cuando existe un deterioro mayor, o las posibilidades son más limitadas, siempre se puede dar un paseo acompañado por alguien, o con ayuda de bastón o andador.

Sin descartar los centros de actividades para personas mayores, dónde se pueden trabajar capacidades concretas como el equilibrio, andando sobre una línea pintada sin salirse al ritmo de una música, o la coordinación de vista y manos recogiendo y lanzando una pelota.

En casa es muy útil trabajar las articulaciones inferiores con una pedalina durante algunos momentos del día para activar la circulación y movilizar las articulaciones.

Para concluir, es importante buscar actividades para personas de tercera edad, que impliquen ciertos retos y novedad con la mayor frecuencia posible, porque la variedad y lo novedoso supone una activación para la mente, y resulta más motivador y gratificante.

Si necesitas alguien que realice actividades para personas mayores, o trabajar con ellos en su propia casa, recuerda que en Cuidania, cuidamos de las personas y su hogar.